Si eres uno más, serás uno menos

Seguro que habréis oído hablar del branding personal o la marca personal. Hemos considerado interesante ampliar la temática de este blog a este ámbito, dada la relevancia que tiene hoy en día la gestión de nuestra propia marca y reputación profesional, especialmente en plataformas sociales.

marca personal

La gestión de tu marca personal trata de dar respuesta a una pregunta: ¿qué puedes hacer para diferenciarte en el mercado actual? Todos sabemos que no corren buenos tiempos, pero también debemos ser conscientes de lo afortunados que somos por vivir en una época de cambios constantes, especialmente en comunicación, que debemos llevar a nuestro terreno y aprovechar para posicionarnos como profesionales.

¿De quién es la marca personal?

No debemos caer en el error de pensar que la marca personal nos pertenece. La imagen de una empresa, su posicionamiento, su marca, en realidad no le pertenecen, sino que está en la mente de sus públicos, que son quienes la crean y la modifican. En la marca personal ocurre exactamente lo mismo: es la huella que dejamos en los demás como consecuencia de ser y actuar como somos y actuamos. O podríamos definirla también como lo que dicen de ti cuando no estás delante (Jeff Bezos). La marca personal no es algo que puedas no tener. Lo único que puedes decidir es si gestionar conscientemente la percepción que generas de tu trabajo y de ti mismo o dejar que surja de un modo descontrolado.

 

Desarrollar una marca personal consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante. El propósito de una estrategia de branding personal es acercarte a tu objetivo, aumentar las posibilidades de que suceda lo que deseas. ¿Se trata de venderse a uno mismo? No, todo lo contrario. Se trata de aprender a vender lo que haces para no tener que venderte a ti mismo.

Ventajas del branding personal (marcapropia.net)

1. Diferenciarte en un mundo homogéneo.
2. Poder elegir. Al aumentar tu valor, aumentas tu capacidad de decisión y tu independencia.
3. Aumentar la capacidad de influencia y persuasión
4. Reducir la incertidumbre o incrementar la seguridad al tener un proyecto definido
5. Obtener el reconocimiento personal o profesional que mereces
6. Aumenta tu autoestima
7. Ayuda a construir relaciones mutuamente beneficiosas, duraderas y de confianza
8. Una marca ahorra tiempo porque reduce la necesidad de buscar información

No llega antes el que va más rápido, sino el que sabe dónde va (Séneca)

«Si no tienes un objetivo, da igual el camino que elijas», le decía el gato a Alicia en el país de las maravillas. A partir del análisis de la situación de partida, que conviene sintetizar en un análisis DAFO, la definición de una estrategia de marca personal nos va a permitir definir unos objetivos, identificar a nuestro target, conocer los recursos disponibles y los periodos de ejecución de las acciones planteadas.

 

¿A qué estás esperando? Comienza desde hoy a gestionar tu marca personal y define tu estrategia. Tomar conciencia de la situación de partida y de la necesidad de «hacer algo» es ya un paso. Una vez evalúes tus aptitudes y actitudes, podrás determinar una estrategia y pasar a la acción.

 

Y recuerda: todos somos expertos en algo. Pero, para diferenciarnos,  debemos comunicarlo para hacer que los demás lo sepan.

Comparte