¿Qué es el SEO y qué es el SEM? Diferencias a tomar en cuenta

Según los últimos estudios de la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) en su encuesta anual de Navegantes en la Red, la primera actividad de los usuarios en Internet es hacer búsquedas a través de los diferentes buscadores. Google, Yahoo! y Bing son al día de hoy la principal fuente de tráfico que puede obtener un sitio Web. Es el mayor medio de búsqueda de información por parte del público objetivo de muchas empresas en Internet.

Diferencias SEO SEM Javier Gosende

Dado esto, el posicionarse en los buscadores se ha convertido en los últimos años en la herramienta que puede generarnos el mayor número de visitas interesadas en nuestro producto a un coste sustancialmente menor al de otras herramientas de marketing en Internet.

Para estar visibles en los buscadores tenemos 2 opciones: estar en los resultados naturales u orgánicos a través del SEO o estar en la zona patrocinada a través de la gestión de campañas de anuncios de pago por clic (SEM).

El SEO: Posicionamiento Natural en Buscadores

El SEO son las siglas de “Search Engine Optimization”, algo así como optimización de páginas web para los motores de búsqueda. Al SEO se le suele conocer como el posicionamiento natural u orgánico en buscadores. Consiste en adoptar ciertas estrategias y aplicar diversas técnicas tendentes a lograr que los principales buscadores de Internet encuadren una determinada página web en una alta posición deseada dentro de su página de resultados naturales, para determinados conceptos clave de búsqueda. Los resultados naturales son los que salen del lazo izquierdo sobre una zona blanca.

Para estar en esos primeros lugares hay que seguir una serie de reglas que nos recomienda Google en su página de Directrices para Webmasters. En resumen, hay que meterle mano a la Web a nivel de código, y sobretodo, crear muchos contenidos de calidad relevantes. Tenemos que identificar con qué frases nos está buscando nuestros potenciales clientes y crear contenidos similares en nuestra Web. Adicionalmente, hay que obtener enlaces desde otros sitios Web. Todo esto suma puntos a la hora de posicionarnos de forma orgánica.

Los resultados se suelen conseguir a largo plazo. A medida que vamos creando contenidos y obteniendo enlaces, los buscadores poco a poco, va mejorando nuestra posición en sus rankings. Para estar en las primeras posiciones no hay que pagar directamente a Google, sin embargo, esto no quiere decir que esta herramienta no involucre un coste. El tiempo dedicado a optimizar el código web, crear contenidos y obtener enlaces, es una inversión que hay que considerar.

Anuncios patrocinados en buscadores (SEM)

El SEM es la abreviatura de “Search Engine Marketing”, algo así como marketing o publicidad en los motores de búsqueda. Consiste en pagarle a Google por salir en los primeros puestos en los buscadores pero en la zona de pago o patrocinada.

Los anuncios patrocinados en los buscadores (Yahoo!, Google, Bing) se clasifican dentro del grupo de las herramientas de pago por clic, cuya particularidad principal es que sólo se paga la inversión cuando el potencial cliente hace clic en el anuncio ofrecido.

Los anuncios patrocinados aparecen en las páginas de resultados de los buscadores. Suelen verse en el margen derecho de la página de resultados. En ocasiones se muestran en la columna izquierda (sobre fondo amarillo) por encima de los resultados naturales. Los anuncios poseen un formato estandarizado (un banner textual en forma de rectángulo) compuesto por un titular corto, dos líneas descriptivas y la dirección Web de la página del anunciante. Estos anuncios, cuando los usuarios hacen clic sobre ellos, funcionan como un enlace o link permitiendo que dichos usuarios aterricen automáticamente en la página Web del anunciante. Por ejemplo, una tienda online de colchones puede crear una campaña cuyo objetivo sea aparecer en los primeros puestos de Google cuando alguien escriba la frase de búsqueda «venta de colchones en Internet».

Los anuncios patrocinados funcionan como una especie de subasta por palabras clave donde el anunciante que más paga es el que aparece en primera posición para una determinada expresión de búsqueda. Este sistema de puja se combina con un sistema de calidad donde aquellos anuncios con más gancho y relevancia mejoran sus posiciones.

Algunos anunciantes no le gusta apostar por el SEM, porque al oír la frase “hay que pagarle a Google” ya piensan que es un gasto sin retorno. Y no es así. Si pagas por una palabra clave 1 euro por clic y esa palabra clave te trae clientes cuyo beneficio es mayor a 1 euro, pues estamos ganando dinero. En toda herramienta de publicidad tenemos que invertir dinero o tiempo.

SEO vs. SEM: ¿cuál me conviene?

Una de las diferencias más notables entre el SEO y el SEM radica en que un anunciante puede asegurarse, de manera aproximada, el estar en los resultados del buscador con sus campañas de Pago Por Clic (SEM), mientras que nadie puede asegurar estar en la primera posición en los resultados orgánicos (SEO), ya que depende al 100% del algoritmo del buscador, así como de los cambios y modificaciones que se van introduciendo en dicho algoritmo.

Como herramienta para obtener resultados a corto plazo el SEM viene muy bien. Hoy montas una campaña y ya apareces en los buscadores, y por supuesto, ya te vienen visitas susceptibles de convertirse en clientes. La parte negativa del SEM, es que el día que dejes de pagar por los anuncios, ya no apareces en Google y no obtienes tráfico por esa vía. En cambio el SEO te va consiguiendo tráfico poco a poco y aunque un mes dejes de hacer los trabajos continuos de optimización de código y creación de contenidos, el tráfico más o menos sigue llegando.

Mi recomendación es aplicar SEM los primeros meses, mientras el tráfico SEO es escaso y luego hacer una buena combinación de campaña SEO y SEM. Para aquellas palabras clave importantes que no esteben bien posicionados a nivel orgánico, apostar por estar posicionado en la zona patrocinada.

Al día de hoy la mayoría de usuarios hace más clic en los resultados naturales versus los resultados de pago, pero si no podemos obtener de forma natural alguno de los 10 primeros puestos de Google orgánicos, pues sería conveniente aparecer en la zona patrocinada.

Artículo escrito por Javier Gosende, consultor y formador en Marketing Online

Comparte


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>