La B.S.O. de tu marca

Sirva este post para introducirnos en distintas estrategias de comunicación que usando la música y sus distintos componentes como protagonistas de diversas campañas, nos revelarán de qué maneras puede la música funcionar en ayudar a las marcas y organizaciones a conseguir sus objetivos de marketing y comunicación dentro del actual panorama mediático.

La BSO de tu marca

Año cero

Como se viene poniendo de manifiesto a través de distintas evidencias, el profundo cambio en los paradigmas de los procesos de comunicación tanto entre las personas, como de las organizaciones para con sus consumidores derivados de Internet y las nuevas tecnologías han ocasionado una serie de cambios en el panorama mediático, y que, contextualizándolo dentro del marketing y la comunicación empresarial, están obligando a las organizaciones a replantearse profundamente el modo en el que dirigen sus comunicaciones de marketing a sus audiencias dirigiéndose a modelos  sustentados en el entretenimiento y contenidos auspiciados por las marcas que aporten valor y sean relevantes emocionalmente para los consumidores.

Factores como el incremento exponencial de la saturación publicitaria, la consolidación de nuevas pantallas y formas de consumo mediático, la hiper-fragmentación de las audiencias, la multiplicación de la oferta de contenidos así como los continuos desarrollos tecnológicos vienen poniendo en evidencia progresivamente lo ineficaz que resulta un viejo modelo masivo a la hora de responder a las necesidades de un público objetivo que ha modificado sus hábitos de comportamiento, especialmente a través del uso de la tecnología con el consiguiente problema de qué soportes elegir para poder conectar con nuestro target.

Es por eso que el modelo de la publicidad tradicional basado en grandes audiencias, claramente segmentadas y bien localizadas, está perdiendo peso en la planificación de las comunicaciones de marketing actuales, debido al flujo comunicativo de millones de webs y blogs.

Es entonces necesario hablar de un “Engagement marketing”  tratando de que el consumidor se implique con nuestra marca y vincularlos durante un periodo de tiempo prolongado e interactúe con ella para, por un lado, acercar al usuario al contenido de una forma no intrusiva que busca al consumidor en sus momentos de ocio y entretenimiento más propicios para la experimentación de la marca, y por otro, tratar de ser lo más relevantes posible a fin de aumentar la notoriedad de marca y reducir a su vez el olvido que hoy en día es más fugaz que nunca.

En definitiva, se plantea el paso de la comunicación tipo push a la comunicación tipo pull, donde el acto de recepción es más importante que el momento de emisión.

La BSO de tu marca

Branded content

El “Branded Content” encarna la reinterpretación del marketing y la comunicación empresarial. Una estrategia donde se tratan de unir conceptos y territorios vinculados al entretenimiento como la música, el cine o el deporte, donde la marca puede estar presente de manera tanto tangible como intangible, con el objetivo primordial de entretener y divertir a un público cansado de las estrategias publicitarias convencionales basadas en la repetición e interrupción.

Estas estrategias y acciones deberán estar enmarcadas dentro del territorio de la marca y deberán conectar emocionalmente con el público a través de un storytelling presente en el formato, dispositivos, tecnologías y medios que nos permitan transmitir nuestro mensaje y mantener contacto con nuestro target y suministrarles a través del contenido generado una experiencia única.

La BSO de tu marca

Música y marketing

La música como herramienta de marketing ha demostrado su eficacia y efectividad en numerosos ámbitos.

Dentro del ámbito de la influencia de la música en la marca, la música proporciona credibilidad en la marca y permite establecer una relación emocional con el consumidor además de constituirse como un elemento intangible de la misma aportando enorme valor, que como parte intrínseca de la marca puede ser evaluado, al igual que otros de sus elementos intangibles.

La música contribuye a que la marca sea más o menos conocida para el consumidor y su sonido ejerce una determinada influencia sobre los clientes, impactando en la percepción que los consumidores tienen de dicha marca. De hecho los directores creativos consideran que la música tiene el mismo impacto potencial que un instrumento visual y puede llegar a representar incluso más de un 50% de la publicidad de una compañía.

De especial relevancia en la creación de ambientes y atmósferas, en base al estilo, el ritmo y el volumen a fin de reflejar la imagen que quieres mostrar y transmitir en tu negocio.

Las marcas que están bien definidas por un tipo de música son un 96% más reconocidas por los consumidores que aquellas que no utilizan ningún tipo de sonido. 

El 98,2% de los encuestados, opinan que la música es de gran ayuda para crear un ambiente más activo.

Dr. Adrian North.

La BSO de tu marca

“Music Branding”

Dentro de los subsectores que conforman el conglomerado de la industria del entretenimiento, la música permite lograr objetivos tradicionales de marketing como incrementar la notoriedad de la marca o mejorar la actitud hacia la marca constituyéndose como un excelente vehículo de recuerdo permitiendo a las marcas disfrutar de una tasa de recuerdo y asociación mayor que con la generación de cualquier otro tipo de contenido de entretenimiento.

Con frecuencia, se eligen a artistas o bandas conocidas que personalizan el proyecto y que trasladan el foco de la marca a la persona generando empatía en el público, cuidándose de no perder los valores y mensajes que la marca quiere trasladar.

Volviendo al actual panorama referente al marketing y la comunicación empresarial, el reto es retener la atención de nuestra audiencia llevando el contenido donde la música es protagonista allá donde el público se encuentre y quiera consumirlo tratando de involucrarlo haciéndolo participe del proyecto en primera persona y permitiendo y promoviendo que el proyecto evolucione en manos de los consumidores, haciéndolo así creíble para sus pares otorgándole la oportunidad a las marcas de constituirse como nuevos generadores de contenido adaptándose a los nuevos hábitos de consumo, contenidos, medios, filosofía 2.0 y adoptando un enfoque narrativo transmediático y participativo en el que haya lugar para tendencias como la innovacióm abierta, la co-creación, el crowdsourcing, la cultura del remix distribuyendo esos contenidos multiplataforma e hipermedia.

Post escrito por José Luis López Lorente, docente, consultor freelance y músico. BlogTwitter. Facebook. Slideshare. Youtube.

Comparte


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>